Cepillando los dientes de tu bebé por primera vez

Si a tu bebé le ha nacido su primer diente ¡Necesitas comenzar a cuidar de él inmediatamente! Cuando se trata de salud dental, acostumbra a tu hijo a tener correctos hábitos de higiene para evitar caries y mantener los dientes en buena forma.

¿Cuándo debes empezar?

El primer diente del bebé comienza a aparecer alrededor de los seis meses de edad. Lo mejor es enseñarle a tu bebé hábitos de limpieza inmediatamente por que los dientes de leche también pueden tener caries. Una forma de limpiarlos cuando apenas están apareciendo es pasar una compresa empapada en agua tibia sobre las encías cada mañana y noche para poder mantener limpias las puntas de los dientes.

Una buena idea para enseñarles buenos hábitos es lavarse los dientes enfrente del niño mostrándoles la forma en la que los dientes deben tallarse ¡Pronto querrán imitarte! A los 18 meses de edad tu bebé ya debe tener su propio cepillo dental y usarlo junto contigo. A partir del año y hasta los 2 años de edad puedes agregar una cantidad de pasta dental de tamaño similar al de un chícharo. Por supuesto ellos no saben cuál es el correcto uso y probablemente  tratarán de morder el cepillo en vez de usarlo, simplemente deja que juegue con él y amablemente termina con el trabajo, seguro te lo permitirá.

Comienza con movimientos circulares con el cepillo y concéntrate en el área en donde comienzan a nacer los primeros dientes, si se niegan a dejarse cepillar los dientes no insistas por que corren el riego de lastimarse con el cepillo, mejor inténtelo al día siguiente y ofrezca su ayuda.

Posiblemente tendrás que darle una mano hasta los 5 o 6 años de edad cuando ya podrá cepillarse los dientes por sí mismo, enseñarles  el buen hábito de limpieza por lo menos dos veces al día (después del desayuno y una vez antes de ir a la cama) se mantendrá por el resto de sus vidas si se les enseña desde pequeños.

El cepillo correcto para tu hijo

Las encías y los dientes de tu bebé son muy delicados, para evitar irritaciones elige un cepillo con cerdas suaves diseñado especialmente para niños menores de tres años. Existen muchos modelos que elegir, muchos tienen sus personajes favoritos ¡Es una buena forma de comenzar a cepillarse! Recuerda cambiar el cepillo por lo menos cada tres meses o más si las cerdas están gastadas.

Cuando se trata de pasta de dientes, comprar una adecuada para la edad de tu hijo es muy importante ya que están formuladas especialmente para niños, tienen menos flúor que las pastas para adultos, evite sabores mentolados que pueden resultar demasiado fuertes para los pequeños. Intentar con sabores de frutas como la fresa o frambuesa es muy común es muy eficaz, incluso algunos tratan de comerla. Si tu hijo ingiere pasta de dientes no trates de hacer que la escupa, este tipo de pastas son seguras.

Buenos hábitos para una salud dental

Los dientes de leche tienen una capa más delgada de esmalte que los dientes permanentes, esto los hace más vulnerables al deterioro, cuando alguno está dañado se deteriora más rápidamente y  requiere de un tratamiento rápido. Para mantener los dientes sanos es esencial cepillarlos con regularidad pero eso solo es la mitad del trabajo, también ayude a su hijo a mantener buenas costumbres alimenticias  y limitar la cantidad de azúcar que consumen, las bebidas azucaradas principalmente.

Un biberón de leche o jugo de fruta antes de dormir  es malo para los dientes, después de haberse tallado los dientes lo mejor es consumir únicamente agua ¡nada más!

Artículos que te pueden interesar

Imagen
advice peau atopique mini
Piel atópica

Stelatopia

Imagen
advice appli soin mini
Nacimiento

Primeros cuidados del bebé

Mustela Crema contra las rozaduras 1>2>3

Imagen
advice poussee dentaire mini
Bebé

Volverse autónomo

Cepillando los dientes de tu bebé por primera vez