¿Verdad que la piel de los bebés es increíblemente suave? Sí, pero también muy frágil y en desarrollo…
Nuestro EV.E.I.L.S. (EValuation of Early Infant Life) un estudio global sin precedentes, ha permitido descubrir 3 cosas importantes sobre la piel de los bebés:

Imagen
Immature skin

La piel de los bebés es inmadura

La función de barrera protectora es débil, su piel es más porosa que la de los adultos y necesita mayor protección contra el ambiente, para poder preservar su capital celular. Este capital celular de los bebés es único y para toda la vida, siendo responsable de la regeneración de la piel a lo largo de la vida y  es especialmente vulnerable durante los 2 primeros años. 

Imagen
Baby skin dehydrates faster

La piel de los bebés se deshidrata con facilidad

Al nacer, la piel de los bebés es menos capaz de captar y retener agua, por eso se deshidrata con mayor facilidad que la de un adulto. 

Imagen
4 baby skin types

4 tipos de piel de bebé

Existen cuatro tipos de piel con diferentes características: Normal, Seca, Muy Sensible y Atópica. Tras este descubrimiento, pudimos desarrollar productos utilizando principios activos que funcionan perfectamente en cada tipo de piel. 

Diferentes tipos de piel

  • Piel Normal
    Imagen
    Normal skin

     “Normal” se refiere a esta idea de “piel de bebé”: es flexible, suave y confortable. Aún así, es más susceptible a los factores externos (contaminación, bacterias, polen) y se deshidrata constantemente. Durante sus dos primeros años, la piel de los bebés necesita estar hidratada y protegida todos los días.

  • Piel Seca
    Imagen
    Dry Skin

    La Piel Seca está deshidratada y contiene menos lípidos que la Piel Normal. Puede ser áspera, fina, pelarse o causar comezón, especialmente en área expuestas a cambios de clima, aire claiente o frío, etc. Combatir la Piel Seca es fácil, solo necesita cuidado y atención diaria. 

  • Piel Atópica
    Imagen
    Atopy-prone skin

    Hoy en día, la dermatitis atópica afecta a 1 de cada 5 niños. Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel no contagiosa, que causa manchas rojas y comezón en diferentes áreas del rostro y el cuerpo. 
    Estos brotes crónicos diferencian la Piel Atópica de la Piel Normal. Afectan el sueño y la calidad de vida del bebé y su familia. 

    Sin embargo, la buena noticia es que se puede controlar sus síntomas (la intensidad y la frecuencia de los brotes pueden disminuir) adoptando una rutina de cuidados especiales. Estos síntomas también disminuyen con la edad. 

  • Piel Muy Sensible
    Imagen
    Very sensitive skin

    La Piel Muy Sensible de un bebé reacciona instantánea y temporalmente al más mínimo estrés diario,  la piel se enrojece y puede presentar sensaciones de hormigueo o calor. Sin embargo, la Piel Muy Sensible se puede aliviar rápidamente, sin importar qué parte del cuerpo se vea afectada. Muchos factores pueden desencadenar reacciones en este tipo de piel. Deben evitarse los productos perfumados y para calmar la irritación o enrojecimiento es importante elegir productos calmantes capaces de proteger la barrera cutánea de la piel. 

Imagen
Normal skin

 “Normal” se refiere a esta idea de “piel de bebé”: es flexible, suave y confortable. Aún así, es más susceptible a los factores externos (contaminación, bacterias, polen) y se deshidrata constantemente. Durante sus dos primeros años, la piel de los bebés necesita estar hidratada y protegida todos los días.

Imagen
Dry Skin

La Piel Seca está deshidratada y contiene menos lípidos que la Piel Normal. Puede ser áspera, fina, pelarse o causar comezón, especialmente en área expuestas a cambios de clima, aire claiente o frío, etc. Combatir la Piel Seca es fácil, solo necesita cuidado y atención diaria. 

Imagen
Atopy-prone skin

Hoy en día, la dermatitis atópica afecta a 1 de cada 5 niños. Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel no contagiosa, que causa manchas rojas y comezón en diferentes áreas del rostro y el cuerpo. 
Estos brotes crónicos diferencian la Piel Atópica de la Piel Normal. Afectan el sueño y la calidad de vida del bebé y su familia. 

Sin embargo, la buena noticia es que se puede controlar sus síntomas (la intensidad y la frecuencia de los brotes pueden disminuir) adoptando una rutina de cuidados especiales. Estos síntomas también disminuyen con la edad. 

Imagen
Very sensitive skin

La Piel Muy Sensible de un bebé reacciona instantánea y temporalmente al más mínimo estrés diario,  la piel se enrojece y puede presentar sensaciones de hormigueo o calor. Sin embargo, la Piel Muy Sensible se puede aliviar rápidamente, sin importar qué parte del cuerpo se vea afectada. Muchos factores pueden desencadenar reacciones en este tipo de piel. Deben evitarse los productos perfumados y para calmar la irritación o enrojecimiento es importante elegir productos calmantes capaces de proteger la barrera cutánea de la piel. 

Mustela ha publicado 59 estudios científicos sobre la piel y desarrollado 14 patentes

Imagen
An innovative research methodology on reconstituted skin

Una metodología de investigación innovadora sobre piel reconstruida

Nuestros equipos han desarrollado modelos patentados de piel de bebé reconstruida a diferentes edades que imitan diferentes tipos de piel: Stelaskin®
Gracias a esta innovación, podemos estudiar los diferentes tipos de piel con mayor profundidad, así como evaluar y probar todos nuestros productos en estos modelos.

Conoce más sobre Mustela
NUESTRA EXPERIENCIA EN EXTRACCIÓN VEGETAL

Utilizamos tecnologías ecológicas para extraer los ingredientes de origen vegetal

DENTRO DE NUESTROS PRODUCTOS

¡Solamente lo mejor!

NUESTRA HISTORIA

Una marca familiar francesa y comprometida desde 1950