El deseo de algunas futuras mamás es que su bebé nazca de forma natural, en un ambiente acogedor y hogareño con ayuda de una partera de confianza, aunque todavía son pocas las mujeres que buscan diferentes alternativas para el nacimiento de su hijo el número va en aumento y de ser así ¿A dónde acudir? Los centros de nacimiento son una opción.

Desde hace aproximadamente 50 años casi todos los partos se dan en entornos hospitalarios por que la supervisión médica garantiza la máxima seguridad y responde perfectamente a las necesidades de la mayoría de las madres, sin embargo, algunas de ellas prefieren buscar formas más naturales y apacibles en lugares donde les permitan ser asistidas por alguna partera conocida en lugar de un obstetra.

Alternativa de nacimientos

A diferencia de los hospitales, los centros de nacimiento ofrecen un medio más hogareño, busca tener las características de un parto en casa pero con las precauciones de una sala de maternidad ¿Cuál es el objetivo? Ofrecer a las mujeres el apoyo de la misma partera desde el inicio del embarazo hasta el nacimiento de su bebé y brindarles un ambiente cálido y acogedor para dar a luz al bebé, es por eso que los centros de nacimiento lucen más como una casa que como un hospital.

El parto se lleva a cabo en un ambiente sin medicamentos a diferencia del hospital. Los latidos del bebé pueden ser monitoreados pero la anestesia epidural no es una opción. Por esta razón algunas mujeres desarrollaron  diversas formas de manejo del dolor, ya sea usando pelotas, baños, masajes, determinados movimientos e incluso es permitido el uso de la homeopatía. Durante y después del parto cada mujer es asistida por la partera con la que ya ha creado una relación personal desde los nueve meses anteriores.

Centros de nacimiento en el mundo

Estos lugares se han vuelto populares en Estados Unidos y Canadá, también en muchos países europeos como Bélgica, Suiza, Austria y Suecia.

Recientemente fueron autorizados en Francia también, después de años de debate y negociaciones finalmente el Senado aprobó una ley de proyecto piloto con un plazo de 5 años. Fue así como desde el 13 de junio de 2013 se abrieron 10 centros de nacimiento en el país europeo.

La única condición que se pidió fue que estuvieran ubicados cerca de un hospital de maternidad o sala de partos para que las pacientes puedan ser trasladadas rápidamente en caso de complicaciones o emergencias. Algunos proyectos piloto ya se han quedado permanentemente como el que se encuentra en el hospital de maternidad  Bluets en Paris.

La seguridad es primero

Para garantizar la mayor seguridad es importante señalar que no todas las mujeres son candidatas a dar a luz en uno de estos centros. Sólo las mujeres que no han tenido complicaciones en su embarazo, que esperan un  bebé (es decir no embarazo múltiple) y que no hayan tenido anteriormente una cesárea pueden acudir. Bajo estas condiciones, los estudios demostraron que el parto en un centro de nacimiento no representa ningún riesgo adicional  en comparación al nacimiento en una sala hospital.

Los centros de nacimiento no están diseñados para competir contra los hospitales de maternidad ni pretenden reemplazarlos, su objetivo únicamente es brindar nuevas opciones para el  pequeño porcentaje de madres que  buscan que su parto sea más natural. Incluso en países donde ya están establecidos los centros de nacimiento, se calcula que sólo del 3-5% de partos se llevan a cabo de esta manera.

¿Le agrada la idea de una alternativa para el nacimiento de su bebé o prefiere la seguridad de un hospital?

Artículos que te pueden interesar

Imagen
advice paques mini
Bebé

Vida diaria

Actividades para la Pascua

Imagen
advice choisir sa maternite mini
Embarazo

Preparándose para el nacimiento

Centros de nacimiento

Imagen
advice exo detendre ballon mini
Bebé

Vida diaria

Día de la madre en el mundo