Un cuarto saludable para tu bebéMarzo 2014

Crear un ambiente saludable es muy importante

La pintura, el piso y los muebles: son fuertes potenciales de contaminación en el cuarto del bebé y los pequeños son especialmente vulnerables.  Los siguientes consejos te ayudarán a crear un ambiente seguro y natural cuando estés preparando la habitación para tu nuevo bebé.

Es todo un placer preparar un ambiente  acogedor para tu bebé mientras todavía estás embarazada, ya que tu bebé pronto estará durmiendo y jugando en este ambiente  que diseñaste especialmente para él o ella.

Es muy común que escuches sobre la contaminación atmosférica pero es menos común saber que en la casa también puede haber sustancias que ocasionan problemas, sobre todo a los bebés y  niños que pasan del 80-90% de su tiempo dentro de la casa con la familia, con una niñera,  la guardería y más tarde en la escuela donde también pueden estar estos contaminantes. Así que es particularmente importante  brindarles un ambiente saludable.

Afortunadamente hay muchas soluciones naturales y ecológicas para disminuir la cantidad de sustancias tóxicas en la habitación del bebé.

 

Aire fresco cada día

El primer punto importante que debes considerar para que el cuarto esté listo es que por lo menos dos meses antes de la fecha del nacimiento dejes entrar aire durante y después de los preparativos.  De este modo, los compuestos volátiles liberados durante la ambientación de su cuarto  y los muebles nuevos tendrán tiempo de disiparse antes de que el bebé llegue a casa.

Después de que el bebé nazca. Tenga el hábito de ventilar el cuarto por lo menos 10 minutos al día, tanto en el verano como en el invierno, para asegurarse de que el aire interior se está cambiando por aire fresco del exterior.

Además,  evite que la calefacción del cuarto sea superior a los 18°C (64°F)  ya que los ácaros del polvo comienzan a proliferar a partir de los 19°C (66°F) y 20°C (68°F), y el formaldehído, que es un compuesto tóxico encontrado en pinturas, barnices, adhesivos y alfombras sintéticas comienzan la dispersión en el aire con esta temperatura. El aire fresco es mejor para la salud.

 

Una habitación colorida pero no contaminada

Para las paredes, ten cuidado  cuando elijas pintura o papel tapiz convencional ; ambos contienen disolventes nocivos. Si te decides por la pintura, escoge una etiquetada como  “ecológico” o “ responsable con el medio ambiente”. Estas dos etiquetas garantizan que la pintura no contiene metales pesados y tienen una cantidad limitada de sustancias nocivas. Mejor aún, hay algunas marcas que ofrecen  pintura 100% natural, hecha con resina, aceite vegetal o cal. Si tú prefieres el papel tapiz evite los de PVC y procure elegir tanto el papel como el pegamento ecológicos, estos son perfectos para el cuarto del bebé.

Para el suelo también tienes varias opciones saludables. Tú puedes por ejemplo instalar un piso de madera virgen  y protegerlo con aceite vegetal (aceite de linaza por ejemplo) o algún barniz responsable con el medio ambiente.  Si lo que buscas es un suelo más suave, considera una alfombra ecológica también  (GUT-certified). Otra opción son los suelos de origen vegetal, tales como las algas marinas, el sisal y la fibra de coco es una solución completamente natural. 

 

Muebles simples y naturales

Durante el primer año de vida, tu bebé pasará de 14 a 18 horas al día durmiendo, a menudo será en su cuna, elegir la cuna correcta es una decisión muy importante.

 La pintura, adhesivos y barnices utilizados en los muebles convencionales generalmente contienen un gran número de sustancias nocivas, una opción mucho mejor es buscar muebles de madera que pueden ser ensamblados sin adhesivos  o bien pegamento que estén catalogados como naturales. Cualquiera que elija, asegúrese de comprar todos los muebles  con meses de anticipación y colocarlos en un área bien ventilada hasta que llegue el bebé, puede ser el garage, el jardín o un cuarto vacío , esto es para darle tiempo a los muebles de liberar todas las sustancias tóxicas.

 

Un cuarto limpio es un cuarto saludable

Hay que pensar con cuidado sobre los productos que usted utilizara para limpiar la habitación del bebé ya que pueden contribuir a la contaminación del interior. Lo mejor es utilizar sustancias naturales, como el bicarbonato de sodio, vinagre, jabón negro, así como productos catalogados como que son realmente seguros y efectivos.

 

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo