Los cuidados de tu piel

Introducción

Durante el embarazo, tu piel enfrenta una dura prueba. Por el efecto de las variaciones hormonales, la piel tiene tendencia a deshidratarse y a resecarse. Asimismo, las modificaciones de la circulación sanguínea generan muchas veces irritaciones y sensaciones de comezón. Descubre nuestros consejos para conservar la piel suave y cómoda hasta el día del parto.

> Modificaciones de la piel durante el embarazo
> Cómo conservar una piel suave y bien nutrida

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo