La piel del bebé

Introducción

Al nacer, la piel de tu bebé debe enfrentarse bruscamente a un entorno completamente nuevo: el aire libre, las bajas temperaturas, la presencia de microbios, etc. constituyen elementos a los cuales aún no se ha adaptado. Frágil e inmadura, la piel de tu bebé cuenta con un capital celular único, que es necesario proteger. Para ello, necesita recibir cuidados especiales. Aprende a conocer mejor la piel de tu bebé y descubre todos nuestros consejos para respetar su suavidad.

> La estructura de la piel
> Las especificidades de la piel del bebé
> Productos adaptados

 

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo