Expediente: el sol y la piel del niño

Filtros y pantallas

Los productos de protección solar están compuestos por filtros y pantallas:
 

  • Los filtros minerales son sustancias sintéticas que actúan por absorción de la energía transmitida por las radiaciones luminosas. Según su composición, sólo absorben determinadas longitudes de onda de las radiaciones solares. Para garantizar un amplio rango de protección eficaz, es necesario asociar distintos filtros. Además, no todos los filtros son fotoestables y, dado que también pueden penetrar en la piel, existe un riesgo de dermatitis fototóxica y alergia.
  • Las pantallas minerales reflejan y difunden los rayos UV, cualquiera sea su longitud de onda. Las pantallas minerales utilizadas en las cremas son inertes y fotoestables, y forman una película en la superficie de la piel que limita los riesgos de penetración, de ahí que sean más seguras.
  • Los filtros o pantallas organominerales son una mezcla de ambos. Absorben y reflejan los rayos UV, pero al contrario de los filtros minerales, su amplio espectro les permite garantizar una protección mayor contra los rayos UV. Asimismo, su fotoestabilidad y permanencia en la superficie de la piel les permite adaptarse a la protección de la piel de los niños.


Para tu hijo, elige preferentemente una protección solar a base de pantallas minerales o de filtros o pantallas organominerales.

 

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo