Cómo recuperar tu cuerpo después del parto

Las modificaciones del embarazo

Durante el embarazo y el parto, tu cuerpo se ve sometido a muchos cambios que pueden dejar marcas luego del nacimiento de tu bebé.
 

  • Tu piel puede parecerte más flácida, con menos tonicidad. La disminución de las hormonas del embarazo en sangre también puede generar resequedad de la piel y un tono turbio.
  • También es posible que tengas algunos kilos adicionales.
  • Pueden haber aparecido estrías, por el efecto de las modificaciones hormonales y el estiramiento de la piel.
  • Las hormonas también pueden favorecer la aparición de celulitis.
  • Si has tenido una episiotomía o una cesárea, la cicatriz puede ser dolorosa durante varias semanas luego del parto.
  • Por último, tu rostro puede tener marcas paño (manchas marrones), y aún puedes tener una línea marrón en el vientre. También pueden formarse manchas rojas en forma de estrella, llamados «angiomas estelares», durante el embarazo. Todas estas marcas cutáneas suelen desaparecer espontáneamente unos meses después del parto.


A causa de todas estas modificaciones, las jóvenes mamás suelen tener problemas para reconocer su cuerpo luego del parto. Tómate el tiempo de recuperar tu silueta y de conocer tu nuevo cuerpo de mamá.

Para tener más información sobre las estrías, puedes consultar nuestro expediente sobre este tema.
 

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo