Cómo cargar a tu bebé

Aprende a cargar a tu bebé

  • Puedes cargar a tu bebé desde el nacimiento y aproximadamente hasta los tres años, eligiendo los métodos mejor adaptados a su edad.
     
  • Opta por un porta-bebés en posición fisiológica, en especial durante los primeros meses: tu bebé debe descansar sobre sus pompis , con las piernas separadas y levantadas, en posición de «rana». Su espalda debe estar encorvada y no recta, y su cabeza debe descansar sobre tu pecho.
     
  • Para sesiones largas, carga a tu bebé siempre contra tu vientre, frente a ti, o sobre tu espalda. Llevarlo «mirando el mundo» le permitirá observar todo, pero esta posición no respeta la curvatura de su espalda y solo debe utilizarse muy poco tiempo.
     
  • Con una faja o un porta-bebé fisiológico adaptado a la edad de tu hijo, deberías poder cargarlo muchas horas sin ningún dolor. Si sientes dolor de espalda, tu faja seguramente está mal amarrada o tu porta-bebé está mal regulado: solicita ayuda a otra persona para poder ajustarlo mejor.
     
  • Si los esquemas explicativos que se suministran con tu porta-bebé o tu faja no te parecen suficientes, no dudes en participar en un taller de iniciación para aprender a cargar a tu bebé:Estas sesiones te permitirán probar distintos métodos para cargar a tu bebé (con frecuencia, disponibles en el lugar) y aprender a manejar a la perfección el que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes aprender especialmente distintas formas de amarrar tu faja.
     
  • No te desanimes si no aprendes a manejarlo de inmediato: puedes necesitar unos días de práctica para que tú y tu bebé se acostumbren y se sientan cómodos con el método elegido, en especial si comienzas a utilizarlo cuando tu bebé ya ha crecido. Si reniega cuando lo cargas las primeras veces, vuelve a intentarlo todos los días durante algunos minutos: muy pronto le gustará y podrás prolongar las sesiones.

 

Opina sobre este artículo

Mandar por correo