Ya eres padre

El día D se acerca rápidamente: en unas semanas, ya serás papá. Aunque no participes físicamente del parto, también traerás un bebé al mundo.

5